Con la resaca navideña pasada, toca incorporarse al trabajo, la rutina, las clases y nuestro día a día, y con ello nosotros volvemos a nuestra tarea de oposición y de control al gobierno local, difícil trabajo este si consideramos que tenemos dos o tres gobiernos en uno en el ayuntamiento (el número no es definitivo, según sea el tema a tratar).

Estamos ante un año difícil, y aunque el ayuntamiento de Puçol ya tiene presupuestos aprobados y encaminados a ponerse en marcha, unos días antes de abandonar el 2019, la alcaldesa y el concejal de hacienda nos sorprendieron con una propuesta que va a llevar al traste una buena ejecución económica de sus propósitos. En una ávida puesta en escena de ruptura de su pacto llevaron a cabo la mayor subida de sueldos (e injusta) de nuestro ayuntamiento a una parte del personal que va a suponer un coste anual de mas de 50.000 euros a las arcas municipales. Bien, antes que nada, no entraremos a valorar si esta subida es merecida o no para el reducido grupo de funcionarios y funcionarias que la van a recibir, faltaría más, pero bien es cierto que empieza a hacerse cuesta arriba el cumplimiento de alguna de sus “propuestas estrella”.

Subir el gasto por esta vía, supone no minorar impuestos tan solo mantenerlos, cuando ellos iban a rebajar la presión fiscal, o eliminar las plusvalías (propuesta aprobada en pleno la pasada legislatura y que ya les adelantamos que no van a cumplir) o como VOX decía, reducir el personal que trabaja en el ayuntamiento por ser sobrante este, o eso decía en campaña electoral.

Pues no han pasado ni 6 meses y ahí tenemos la primera de las muchas infructuosas gestiones con las que no vamos a encontrar, una disparatada medida que ha puesto en contra a gran parte de los trabajadores y trabajadoras del ayuntamiento, sin consenso alguno ni con los sindicatos ni entre los propios componentes del gobierno, pero ya saben ustedes, los sillones tienen un coste y no hablo para el PP, me sorprende que Ciudadanos haya entrado a este juego tan arriesgado cuando su rédito electoral pende de un hilo, quizá tendrá que ver con la posible desaparición de este partido, pero con todo ello, al final quien paga esta decisiones somos todas y todos.

Mientras tanto, ahí van, por que lo que prima para algunos y algunas no es la buena gestión, sino el “establishment” local. Por cierto, saben ustedes que tenemos una concejal de Urbanismo, pues sepan que en 6 meses sólo ha convocado una Comisión informativa, aún no sabemos el por qué y sobre todo que hace su concejalia. El tiempo nos dirá.

Grupo Municipal Socialista